Iglesias en Margarita

En Venezuela se encuentra establecido en la Constitución Nacional la libertad religion y culto, la Isla de Margarita no es la excepción, dentro de este territorio caribeño conviven de buena manera muchas de las corrientes religiosas más importantes del mundo.

 

Listado de las principales Iglesias Católicas en Margarita

En Margarita existen iglesias católicas en cada localidad en la siguiente lista se encuentran aquellas que en los últimos años han sido de interés al turista, algunas de data colonial con un valor histórico importante.

 

¿De qué religión son los habitantes de Margarita?

Aunque el mayor porcentaje de la población es adepta a la religión Católica, aproximadamente un 96%, también existen seguidores de religiones como la musulmana, el hinduismo, el budismo, el judaísmo, entre otras.

 

¿Cuál fue la primera iglesia construida en la Isla de Margarita?

En el año de 1571 en la Ciudad de La Asunción se construye la primera iglesia de la Isla de Margarita y es apenas la segunda de toda Venezuela, siendo además una de las primeras obras religiosas latinoamericana.

 

¿Cúal es el artículo de la Constitución Venezolana que establece la libertad de culto?

La Constitución de la República Bolivariana de Venezuela en el Capítulo III que habla de los Derechos Civiles se encuentra el artículo 49 que trata sobre el tema y reza lo siguiente:

El Estado garantizará la libertad de religión y de culto. Toda persona tiene derecho a profesar su fe religiosa y cultos y a manifestar sus creencias en privado o en público, mediante la enseñanza u otras prácticas, siempre que no se opongan a la moral, a las buenas costumbres y al orden público. Se garantiza, así mismo, la independencia y la autonomía de las iglesias y confesiones religiosas, sin más limitaciones que las derivadas de esta Constitución y de la ley. El padre y la madre tienen derecho a que sus hijos o hijas reciban la educación religiosa que esté de acuerdo con sus convicciones.

Nadie podrá invocar creencias o disciplinas religiosas para eludir el cumplimiento de la ley ni para impedir a otro u otra el ejercicio de sus derechos.